Cientos de artículos se han escrito ya sobre los abdominales, la mayor parte de ellos hablando de como “marcar tableta”. Revistas famosas como menshealth entre otras, escriben varios artículos a lo largo del año abordando este tema y casi todos hablan de “Como conseguir el Six Pack”.

Personalmente, estoy un poco aburrido de leer siempre sobre lo mismo y lo peor de todo es que prácticamente ninguno de los artículos que he leído me han dicho nada relevante o que no supiera. Todo esto viene a cuenta de la conversación con un amigo hace unos días. Comenzamos hablar sobre el trabajo abdominal y especialmente del exceso de falsa información que existe en la red.

Habrás oído que realizar abdominales es beneficioso por una docena de motivos, o al contrario, perjudicial para la salud por otra docena de razones. No me pondré a enumerarlas pues sería reiterar en lo que otros han escrito mucho antes que yo.

Bien yo no os daré la receta mágica para entrenar vuestros abdominales, pero si aportare mi opinión personal al respecto y también hablare de algunos de los falsos mitos más escuchados que rondan por la red, explicados desde mi visión.

El entrenamiento de abdominales bajo mi punto de vista, si es necesario, pero quisiera matizar un poco sobre ello.

No soy partidario de realizar los clásicos abdominales, los que todo el mundo conoce, y esto es por varias razones:

  1. El mundo del fitness ha evolucionado, y existen métodos alternativos más eficientes y efectivos para el trabajo abdominal.
  2. Resulta realmente aburrido (al menos para mí) realizar series interminables de abdominales, me da una pereza enorme y no me siento nada motivado para realizarlos.
  3. El abdomen como tal, su función es la de fijar la columna y aportar estabilidad no la de crear movimiento.
  4. La realización repetida de ciertos movimientos puede provocar lesiones, especialmente si se realizan con una técnica incorrecta, conviene dejarse asesorar por un profesional.
  5. Desde el punto de vista terapéutico, el aumento de compresión de las vísceras no resulta de lo más conveniente, por ello es interesante utilizar otro tipo de ejercicios.

ALGUNOS DE LOS MITOS

Haciendo abdominales se elimina barriga:

Esta afirmación es totalmente falsa, para eliminar la barriga en primer lugar hay que entrar en un déficit calórico, o lo que es lo mismo, ingerir menos calorías de las que gastas, junto con esto realizar ejercicio aeróbico y entrenamiento con pesas de forma bien estructurada

Hay que trabajar los abdominales con muchos ejercicios y muchas repeticiones:

Los abdominales no requieren un trabajo excesivo diario, si es cierto que tienen una alta capacidad de recuperación y se podrían entrenar a diario, pero siempre con la carga apropiada, nunca excederse pues puede resultar contraproducente.

Para un trabajo correcto los abdominales tienen que doler:

El dolor no siempre es sinónimo de mejor, sufrir dolor mientras realizamos un ejercicio de implicación abdominal no es el objetivo, pero si podremos sentir fatiga y congestión.

Usar fajas y plásticos que hagan sudar reducen el perímetro abdominal:

esta es una de las más gordas que oigo por ahí, es más incluso en algunas películas lo he visto llevándome las manos a la cabeza, pues mucha gente lo tomara como ejemplo. Sudar no es sinónimo de quemar grasa, tan solo es un proceso de refrigeración del organismo frente al calor, el intentar sudar más, lo único que vas a conseguir es deshidratarte primero y consecuentemente perderás rendimiento además del riesgo que supone dicha deshidratación.