¡Aquí estoy de nuevo! y creo que hoy os traigo una de mis mejores recetas dulces, por lo menos, para mi gusto.

¡¡ESTÁ B R U T A L!!

¡Así que vamos a ello!

Ingredientes:

  • 130 gramos de harina de avena (yo uso sabor donut, o bien galleta, porque le da un toque dulce que pega con todo)
  • 1 sobre de levadura
  • 3 huevos
  • 5 claras
  • 3 kiwis
  • edulcorante (opcional)

Preparación:

Por un lado bate los huevos y las claras, pela y corta dos kiwis y con ayuda de una batidora, bate todo bien hasta tener una masa.

Añade poco a poco la harina de avena con la levadura (yo lo incorporé  y lo batí de forma manual).

Si usas harina neutra, te recomiendo un poco de edulcorante (si eres muy goloso/a ). En caso de usar una harina que tenga sabor, no añadas más edulcorante, ya que son bastante dulces de por sí y enmascara el sabor a fruta.

Viertelo en un molde de silicona (o el que tengas más a mano) y por encima coloca el kiwi que te queda cortado en laminas.

Mételo al horno unos 45 minutos a 180-200 grados (yo esta vez como tenia más cosas en el horno lo puse en la bandeja de abajo y quizás por eso necesito de unos minutos extra ya que normalmente con 35 minutos vale).

Y  a comer 🙂