Volvemos a la carga con una receta que lo mismo nos vale para comer, a la cual podemos acompañar con un poco de arroz, o bien para cenar (Brocoli al Curry y Pollo desmechado).

INGREDIENTES

  • Un brócoli
  • ½ cebolla
  • 1 zanahoria
  • Pechuga de pollo cocida
  • Leche de soja o la que tengáis en casa
  • Salsa de tomare
  • Curry, pimienta, ajo en polvo

 

En primer lugar, cortamos el brócoli y lo metemos en el microondas unos cinco minutos para que se quede más blandito. Mientras tanto cortamos en tiras la cebolla, y en rodajas la zanahoria que pondremos en una sartén con un chorrito de aceite. Cuando lo veamos ya doradito, añadimos el brócoli, el ajo en polvo, pimienta y un vaso de agua y a esperar un rato.

Cuando vemos que le brócoli ya está blandito, a mi me gusta ir aplastándolo un poco. Es entonces cuando añado la leche, (lo hago a ojo la verdad, pero más o menos seria como un vaso), dos cucharadas de salsa de tomate (sin azúcar), y curry, mucho curry.

Lo dejamos unos 10 minutos a fuego lento y ya estaría, en caso de verlo que se queda “seco, pues es añadir más leche y curry o tomate, eso ya al gusto.

El pollo, no tiene mayor misterio, yo lo meto en una olla, unas 2 horas (con menos también vale)  a fuego medio-bajo para que quede blandito, y así podemos guardar el caldo, y cuando ya esté, es solo quitar el agua y en la misma olla, con cuidado de no quemarnos, sacudir (a hacer brazo!!) y se va desmenuzando el solito.