¿Qué es?

La epicondilitis también conocida como “codo de tenista” es una de las lesiones más frecuentes en el brazo, provocada por la inflamación de los músculos extensores del codo.

¿Cuál es su origen?

La epicondilitis clásica puede deberse a varios motivos, por ejemplo alguien que trabaje en una cadena de montaje, un electricista o cualquier trabajo que requiera una repetición constante de los músculos extensores del codo estaríamos hablando de un problema mecánico pero también deberemos tener en cuenta otros factores.

La epicondilitis también se puede dar debido a una disfunción de la de la vesícula biliar, esta disfunción genera síntomas del tipo:

Digestivos, cefaleas, mareos y diferentes reflejos en músculos y articulaciones (pesadez en los hombros, dolor nuca izquierda).

Y a su vez, esta irritación de la vesícula, facilita un bloqueo o irritación de un nervio provocando una descompensación muscular.

Vertebras 5º 6º 7º vértebras cervicales bloqueadas

Disfunción de la vesícula biliar a nivel emocional

  • Amargura y disgustos
  • Rabia
  • Estrés
  • Sensación de impotencia
  • No poder manejar un conflicto emocional, familiar laboral…

Estas emociones, alteran o dificultan el funcionamiento de la vesícula biliar y esta provoca el bloqueo de las vértebras cervicales y estas vertebras facilitan que se provoque la epicondilitis

La vesícula biliar se ve alterada por algunos alimentos o beneficiada por otros. Hay alimentos que perjudican a la vesícula biliar y que hay que evitarlos para que esta vesícula biliar no tenga un problema añadido junto con el problema emocional

¿Qué alimentos deberíamos evitar a la hora de beneficiar a la vesícula biliar?

Evitar:

Chocolate, dulces, embutidos, frituras, lácteos, naranjas, mandarinas y el café.

VÍDEO

 

REFERENCIAS: Landeta, R. J. (2014). Disfunciones víscero-emocionales y su repercusión en el sistema músculo-esquelético (Segunda ed.). Madrid: Cultiva Libros SL.