La comida real, debe ser prioritaria en la base de tu alimentación diaria y una buena forma de conseguir esto es que la comida no venga en un paquete ni incluya una etiqueta nutricional. Si vas a comer algo y lleva etiqueta, seguramente no sea comida real. El pescado, la carne, las verduras o las frutas, no necesitan etiqueta de ingredientes, es comida y punto.

A medida que la industria alimentaria ha ido ganando fuerza en los procesos de producción y distribución, se ha comenzado a desarrollar alimentos (no naturales) baratos y rápidos de fabricar con alta capacidad de adicción (perfecto para llenar la saca rápidamente)

Los gobiernos con la intención de proteger al consumidor, han aumentado la regulación de los productos obligando a listar cada uno de los ingredientes de los productos. Desde luego parece una buena idea dicha regulación pero hecha la ley, hecha la trampa. Los grandes fabricantes “han dado la vuelta a la tortilla” logrando utilizar dicha regulación a su favor y confundiendo totalmente a la población.

En este artículo te mostrare como leer etiquetas y descubrir algunas estrategias que utiliza la industria para engañarte

ETIQUETAS

etiqueta

Hay pequeñas variaciones en función del país en el que te encuentres, pero en la mayoría de los casos las etiquetas incluyen la siguiente información:

Tamaño de la porción: es un dato que marca el fabricante, donde sugiere la “recomendación” de ración del producto (ya que puede contener varias raciones). Más adelante veras que esto no es más que una manipulación por parte del fabricante.

Valor energético: este por desgracia es de los pocos valores en los que se fija la gente. Las calorías sin duda importan, pero importa mucho más su efecto en tus hormonas. Fíjate más en los nutrientes y no tanto en las calorías, pregúntate si alimenta en lugar de si engorda.

Grasas: indica el aporte total de grasas, tanto saturadas como las grasas trans de forma individualizada, pero mete todas en el mismo saco de grasas tanto las buenas (saturadas) como las malas (trans)

Colesterol: otro elemento injustamente demonizado durante décadas por la comunidad médica. Tu cuerpo produce colesterol por necesidad, no para auto-provocarse un infarto. Si consumes más colesterol en tu dieta, tu cuerpo producirá menos, y si no lo consumes, producirá más (¿lógico no?). Un claro alimento también demonizado por el colesterol es el huevo

Azucares: los azucares son parte de los carbohidratos y para mi es uno de los elementos que primero debes revisar.

Fibra: la fibra también se incluye dentro de los carbohidratos. Normalmente cuanta mas fibra tenga el producto mejor (con matices) pero recuerda que no es lo mismo la fibra natural que la añadida artificialmente para poder poner “alto en fibra”. La polidextrosa, inulina u oligofructosa es fibra añadida. Esto no significa que dicha fibra sea mala, pero fíjate que no sea un truco para enmascarar el alimento.

Sodio: en principio no deberías preocuparte demasiado por el sodio natural de los alimentos, pero el uso excesivo de sal por parte de los fabricantes de comida procesada si es peligroso. El problema de esto es que al igual que con el azúcar, no sabemos cuanta cantidad es de sodio natural y cuanto añadido

Ingredientes: suele venir al final de la etiqueta y ES LO MÁS IMPORTANTE. De hecho yo suelo mirar los ingredientes y la cantidad de azúcar.

 

ESTRATEGIAS DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA PARA ENGAÑARTE

Cambiar las palabras: Por suerte cada día hay más gente que es consciente de que el mayor problema que causa el azúcar no son las caries y por tanto se tiende a evitar el azúcar. La industria sabe que cuanto más azúcar utilicen en sus productos, más ventas obtendrán. Para no ver mermadas sus ventas, utilizan nombres alternativos para hacerlo menos visible.

Fructosa, glucosa, lactosa, galactosa (casi todos los acabados en –osa es azúcar) maltrodextrina, jarabe de maíz, azúcar pulverizada, azúcar invertida etc… Cualquiera de estos nombres es equivalente al azúcar o aun peor

Separar los ingredientes: por norma general los ingredientes se ponen en orden de mayor a menor cantidad. En el caso del azúcar, para que este no aparezca en primer lugar (está mal visto) incluyen distintos tipos de azúcar, logrando que las cantidades de cada uno sea menor.

Jugar con las porciones: el fabricante tiene libertad para hacer el producto del tamaño que quiera, lo único que tiene obligación es de marcar las calorías por cada ración. Si te fijas suele venir cantidades por cada 100gr y esto se da cuento el producto contiene más de 100gr

Sin azúcar/ bajo en grasa: es como decir “alto en químicos” añadir dulzor a los alimentos aumenta las ventas, por tanto, por cada gramo de azúcar que se elimine, mayor cantidad de edulcorantes artificiales usaran para asemejar el sabor.

Algunos chocolates sin azúcar, el principal ingrediente es el maltitol (un polialcohol). El polialcohol no es muy problemático, pero de igual modo es un engaño para hacernos creer que los productos “sin” son mejores

“Enriquecer” los productos: No hay más que ver lo que muchos niños desayunan habitualmente (cereales azucarados), lo que se llevan para el colegio (galletas de chocolate) o lo que toman en la merienda (con un poco de suerte bocadillo).

Sus madres/padres, compran estos productos tranquilamente creyendo que son saludables, ya que así nos lo pretenden hacer creer las compañías que venden esta clase de productos “enriquecidos con vitaminas y hierro”

( LA BASURA AUNQUE SEA “SIN” SIGUE SIENDO BASURA)

pitocao

Y pienso yo, ¿no será mejor comer alimentos que ya contengan vitaminas y hierro de forma natural?

En definitiva, “enriquecer” un alimento es una excusa para no poder “alterado”. Empieza a ser evidente que no es el mejor sistema para alimentar a las generaciones futuras. (Artículo)

ESTO YA ES UN CACHONDEO
panrico

PRODUCTOS LIGHT (Gran engaño)

Si somos justos, no es culpa de la industria alimentaria que la comunidad médica científica y los gobiernos hayan demonizado injustamente las grasas a partir de mala ciencia y políticas a lo largo de varias décadas.

A raíz de esto aparece el concepto “light” que todos conocemos. La acepción puede variar dependiendo del país, pero generalmente se entiende como light cuando un alimento contiene como mínimo un 30% menos de calorías que el equivalente “no light”.

Definición de “Light”

Por definición un alimento light es un alimento alterado, básicamente para reducir sus calorías artificialmente. El modo de hacer esto suele ser eliminando ingredientes naturales y sustituyéndolos por otros más cuestionables.

Por norma general el ingrediente que eliminan es la grasa. Al eliminar la grasa del alimento, este queda sin sabor y sin consistencia (no es lo que nuestro cuerpo necesita). Para hacer que se parezca lo más posible al “normal” sustituyen la grasa natural por “carbohidratos de relleno” como la carragenina, que aunque no parece ser problemático en pequeñas cantidades, siempre es mejor evitarlo.

EJEMPLO

Yogurt Normal: Leche fresca pasteurizada y cultivos lácteos. yogur ingredientes

Yogurt Desnatado 0% materia grasa 0% azucares añadidos: leche desnatada, proteínas de leche, aroma: mango, edulcorantes (sucralosa y acesulfamo potásico) fermentos lácticos. *contiene azucares presentes en la leche.yogur_desnatado_sabores_linneav_3

¿DE VERDAD PIENSAS QUE LA VERSIÓN LIGHT ES MEJOR?

Espero tus comentarios y dudas al respecto.