Vamos a intentar dar una visión lo más objetiva posible de lo que supone la genética en el ámbito deportivo, bien sea para el culturismo, fitness, u otros deportes como carreras de velocidad o de fondo.

¿Existe el factor genético?

La respuesta es indudablemente SI, existe y obviamente viene determinado desde el momento que nacemos, no la podemos cambiar. ( me refiero a la estatura, anchura de huesos, origenes e inserciones musculares etc)

¿Es un factor limitante?

La genética no deja de ser un factor más que puede jugar a nuestro favor o en nuestra contra según el deporte y objetivo que tengamos.

Especialmente en el mundo del culturismo y de los strongman oiréis en múltiples ocasiones la frase “no tiene genética” o “tiene genética privilegiada” entre otras muchas.

No se puede negar la genética, es decir:

EL TAMAÑO DE RONNIE COLEMAN

LAS FORMAS DE DEXTER JACKSON

LAS PROPORCIONES DE ARNOLD

LA SIMETRÍA DE PHIL HEATH

Todos estos factores son innegables y están ahí pero nunca se deben utilizar como excusa tanto para bien como para mal, es decir:

No sirve decir “gana porque tiene genética” o “No gano musculo porque no tengo genética para ello”.

Esto no dejan de ser excusas, tanto el que dispone de una genética privilegiada para ese deporte, no lo tiene todo hecho, como el que no dispone de ella tampoco lo tiene todo perdido.

Aquí se podría decir, que enfrentamos el talento frente al trabajo duro.

Un atleta con talento que no siga un entrenamiento riguroso, puede perder frente a un atleta más normal que si lo sea. Cuando el talento se combina con el trabajo duro, se forman campeones.

Para acabar y quizás la parte más importante de todo el artículo.

Carecer de genética no debe ser un motivo para rendirse, sino una razón más para motivarse, por esforzarse y mejorar día a día.

No hay excusa para lograr ser la mejor version de ti mismo. No importa que no seas el mejor ni el campeón entre muchos, lo importante es conquistarse a uno mismo

Esto va dedicado a esos chicos flacos del gimnasio que se rinden al ver que no ganan 10 kilos en 3 meses, a esas chicas que dejan de asistir al gimnasio porque su culo no gana la forma que ellas quieren.

Esto no se consigue en 2 días ni en 3 meses, es un trabajo de constancia, de buena nutrición y buenos hábitos diarios.

¿O acaso creéis que esa gente que SI consiguen cambiar sus cuerpos lo consiguen sin esfuerzo?

Pues yo os lo diré. Comienzan a entrenar con cabeza, aprenden alimentarse mejor y sin comida basura, duermen las horas necesarias y sobre todo le ponen ganas, de modo que basta de excusas, del “yo no puedo” “es que cuesta mucho..”. y poneos a ello sea cual sea vuestro objetivo.

Se que algunos pensareis que usan “ayudas” y si, desde luego que lo usan, pero primero hay que formar una base sólida y os aseguro que aun usando “ayudas” el trabajo que hay detras es enorme, asique dejaros de excusas, empezad a entrenar y cuidaros por vosotros mismos, no por lo que haga el vecino de al lado o el famoso de turno.