¿Sabías que 1 de cada 4 mujeres en España tiene incontinencia urinaria? La mayoría de la gente cree que la incontinencia con la edad y los partos es normal, pero no es así. Detrás de la incontinencia existen problemas que con un tratamiento adecuado la mayoría tiene solución. La incontinencia urinaria no es normal de la edad!

¿Qué es la incontinencia urinaria?

La incontinencia urinaria es la perdida involuntaria de orina, unas veces pequeñas cantidades pero en otros casos las pérdidas frecuentes y abundantes. La incontinencia urinaria trae consigo un importante impacto en el estado psicológico de la persona y en su vida social.

¿Cuáles son las causas de la incontinencia urinaria?

Las causas en la incontinencia urinaria son múltiples.  Como causas a corto plazo podremos citar las infecciones (cistitis), efectos secundarios de los medicamentos (diuréticos), masas de tejido anormales (pólipos, en algunos casos tumores). A largo plazo la causa más importante y de las más comunes es la debilidad del suelo pélvico, sin una buena sujeción y por lo tanto una mala posición de las vísceras, estás se caen y producen la incontinencia, es muy importante después del parto. También a largo plazo importante citar las anomalías en la vía urinaria como puede ser una fístula y los problemas neuromusculares.

Tipos de incontinencia urinaria.

  • Incontinencia por esfuerzo.  Se presenta cuando hay escape de orina de la vejiga durante una actividad física o esfuerzo. Puede ocurrir al toser, levantar algo pesado o realizar ejercicio.
  • Incontinencia de urgencia. Cuando tiene repentina y urgente necesidad de orinar. No tienes el suficiente tiempo para llegar al baño a orinar.
  • Incontinencia por rebosamiento. Cuando miccionas no se produce un vaciamiento completo de la vejiga y se presenta un goteo posmiccional.
  • Incontinencia mixta. Cuando se presenta más de un tipo de incontinencia.

Tratamiento para la incontinencia urinaria.

El tratamiento varía según el tipo de incontinencia que se tenga y el grado que presente.

  • Entrenamiento del suelo pélvico.
  • Gimnasia hipopresiva. Es una técnica que mediante diferentes posturas y movimientos realizando  una apnea espiratoria, conseguimos una contracción de nuestro suelo pélvico y faja abdominal, consiguiendo una presión negativa en nuestra cavidad abdominal.
  • Conos. Normalmente se presentan en cajitas de 5 conos anatómicos de diferentes pesos para poder utilizarlos de forma gradual. Se empieza con un cono de 5 gramos hasta el más pesado de 55 gramos. Para su utilización lo recomendado son 15 minutos dos veces al día. Tienen el mismo funcionamiento que las bolas chinas, pero más indicado para gente diagnosticada por ser menos pesados.
  • Estimulación con electroterapia. Siempre tiene que ser realizado por un fisioterapeuta. Indicado sobre todo  en los casos de insuficiencia esfinteriana. Se lleva a cabo a través de electrodos para superficies perianales o con sondas internas. Estos electrodos transmiten el impulso eléctrico produciendo una contracción muscular y fortalecimiento. El tipo de corriente que se utiliza depende del tipo del incontinencia a tratar y efecto reflejo que queremos buscar.
  • Biorretroalimentación. Técnica muy útil en procesos crónicos. También realizado por un profesional. Se basa en el aprendizaje de la realización correcta de los ejercicios para los músculos pélvicos que refuerzan toda la musculatura que se encuentra alrededor de la vejiga, uretra y ano. Se trabaja con equipos electrónicos y pequeños sensores que crean imágenes en una pantalla. Estos sensores pueden ser internos como pequeños tampones que son introducidos en vagina o ano, o externos mediante parches en la zona abdominal o rectal. Es un método seguro y no  invasivo, no libera corriente eléctrica, es muy eficaz en embarazadas. La persona durante toda la sesión es capaz de visualizar y asociar las sensaciones que tiene durante el ejercicio con la imagen en la pantalla, esto permite más fácilmente que se identifique  y se contraiga la musculatura indicada.
  • Tratamiento con fármacos. Medicamentos anticolinérgicos, antimuscarínicos, terapia con estrógenos, imipramina, etc.
  • Cirugía. En caso de que los demás tratamientos de los que ya hemos hablado no funcionen y se presente una incontinencia grave. Aquí podemos hablar de diferentes técnicas siempre dependiendo del problema del paciente, como la reparación vaginal anterior, esfínter urinario artificial, inyecciones con colágeno, cinta vaginal sin tensión, etc.

¿Cómo prevenir la incontinencia?

  • Fortalecimiento del suelo pélvico con la gimnasia hipopresiva
  • Reducir el consumo de sustancias como la cafeína, el alcohol, y ciertos medicamentos como los diuréticos
  • Evitar el estreñimiento
  • Evitar la obesidad
  • No provocar el empuje de la orina ni de heces, aumenta la presión intraabdominal y debilita los músculos del suelo pélvico
  • Disminuir la ingesta de líquidos a partir de media tarde

Si tienes pérdidas pequeñas de orina al toser, estornudar o al hacer esfuerzo no dudes en consultarlo con un médico o un fisioterapeuta especializado antes de que se agraven los síntomas y los problemas!!