Anteriormente escribí un artículo respecto a la diferencia entre máquinas vs pesos libres, deje bastante claro mi preferencia clara sobre el peso libre, pero realmente ¿Quién soy yo? Para muchos de vosotros un desconocido, pero haceos la siguiente pregunta, ¿Qué o como entrenan las estrellas de Hollywood cuando se preparan una película en la que deben transformar su cuerpo de verdad? Estamos hablando de compañías que se juegan millones de dólares y disponen de los mejores preparadores del mundo.

El Crossfit, una disciplina tan en auge a día de hoy, personalmente creo que está bastante mal enfocada, especialmente en los grupos de gente inexperta.

Errores a evitar

El fallo muscular no es necesario

Un entrenamiento que te haga llegar al fallo muscular siempre, pierde efectividad pasados pocos años, normalmente esto interrumpe el proceso de recuperación de los atletas.

La intensidad no siempre es la respuesta

Basar todos los entrenamientos en la alta intensidad no es sostenible, y el Crossfit se equivoca al someter a los principiantes a demasiada intensidad demasiado pronto. La alta intensidad es necesaria, pero no aplicarla de forma indiscriminada

No dependas de relojes

El reloj parece ser un referente de mejora entre los practicantes de Crossfit y en principio lo es, el problema es cuando mejoras tu tiempo a base de reducir tus rangos de recorrido, realizar técnica incorrecta, esto no quiere decir que estés más en forma.

La programación es necesaria

Los anteriores puntos mencionados son algo que variaran en función del entrenador que este al cargo de la actividad y no del propio Crossfit, simplemente son aspectos que el entrenador debe tener en cuenta o no en sus programas. Realizar secuencia de entrenamientos aleatorios no da buen resultado a medio-largo plazo.

Los principios de entrenamiento

La mente es lo primero: siempre que deseas comenzar algo, sea lo que sea, se necesita estar comprometido con ello, de lo contrario abandonaras en cuanto se ponga difícil. La mente es como un musculo más que se debe desarrollar para superar los miedos, dudas, incomodidad física. Si no cambias tu mente, no podrás cambiar tu cuerpo.

Entrena para un objetivo: El hecho de entrenar no pretende lograr buenos resultados en el gimnasio sino en la vida diaria, en las acciones que realizamos de forma cotidiana, en situaciones de supervivencia o deportes específicos, de ahí que los objetivos varíen entre cada individuo.

Entrenamientos funcionales: se acabaron los entrenamientos en posiciones forzadas, movimientos antinaturales. Debemos entrenar movimientos con los que hemos evolucionado y nos puedan resultar útiles en la naturaleza, sentadillas, peso muerto, lanzamientos, saltos, etc…

Entrena movimientos, no músculos: he hablado en otros artículos de esto, los ejercicios de aislamiento no mejoran tu coordinación ni estabilidad ni capacidad de aplicar fuerza en el mundo real. De poco sirve mover mucho peso en una maquina si no eres capaz de transferirlo a una situación donde realmente lo necesitas. Tu cuerpo es un todo, entrénalo como tal.

Proporción potencia/peso: dominar tu cuerpo es lo más importante, de poco sirve ser capaz de mover 200 kilos en un Press de banca si eres incapaz de realizar una dominada con tu propio peso, trepar a un árbol o moverte con cierta agilidad. Por ello la calistenia (entre otros) es una de las bases para la buena condición física.

Entrena todos los sistemas energéticos: es común ver como la mayoría de personas ponen especial énfasis en el sistema oxidativo (correr, bici…) pero olvidan que existen otros tipos de sistemas que de no usarlos se atrofian. Aun siendo tu objetivo competir en pruebas de resistencia, hacerte más fuerte te harán mejor corredor

Entrenar es preparación para la vida real: como ya he comentado antes, el gimnasio es una ayuda para la vida real, donde realmente se ven los resultados es fuera de él, tanto si eres un deportista amateur o uno de élite donde tu objetivo será ganar medallas o campeonatos, un militar donde tu objetivo será ganar batallas o un anciano su objetivo será tener autonomía propia

La nutrición es la base: tanto para ganar musculo como para perder grasa, la alimentación es la clave, no hay entrenamiento que pueda compensar la mala alimentación. Personalmente no me gusta nada la pirámide alimenticia que nos ofrecen, donde en su base se encuentran los cereales como fuente principal. Como recomendación se debería reducir en lo posible el consumo de cereales, harinas y azucares refinados (esto da para un o varios artículos)

La recuperación es más del 50% del proceso: algo que la gente olvida muy a menudo. El descanso y la recuperación también es parte del entrenamiento, si no eres capaz de gestionarlo correctamente, no podrás progresar. El organismo necesita descanso, especialmente tras una actividad física intensa, si duermes mal, te acuestas tarde, te levantas con el ritmo cardiaco acelerado, no tienes sueño por la noche o simplemente te cuesta mucho levantarte es probable que tu recuperación no sea la más correcta.

 

Aquí os dejo un video de Henry Cavil (el actual Hombre de acero) en uno de sus entrenos, veréis que no utiliza ningún tipo de maquinas comerciales.

 

En el artículo “como diseñar un programa de entrenamiento” muestro una serie de opciones de cómo podríamos plantear de formas más o menos estructurada.

Os dejo un video de Henry Cavil (el actual Hombre de acero) en uno de sus entrenos, veréis que no utiliza ningún tipo de maquinas comerciales.

PD: Agradecimientos a Daniel Velategui por la foto de portada

SI TE HA SIDO ÚTIL ESTE ARTÍCULO TE AGRADECERÍA QUE LO COMPARTIERAS PARA QUE MAS GENTE PUEDA BENEFICIARSE. SI TIENES ALGUNA DUDA O COMENTARIO, DÉJALO EN LA SECCIÓN DE ABAJO.