QUEMA DE GRASA LOCALIZADA (Realidad o Fraude)

Son muchas las veces que escucho al año la misma pregunta

¿SE PUEDE QUEMAR GRASA DE FORMA LOCALIZADA?

A pesar de que se ha escrito mucho sobre ello, sigue siendo una pregunta muy extendida y sobre la que aún existen muchas dudas, falsas creencias, mitos.

Hoy intentaré arrojar un poco de luz al respecto.

¿Por qué acumulamos más grasa en unas zonas que en otras?

Seguramente te lo habrás preguntado más de una vez y nadie te dio una respuesta clara.

Si eres mujer, es muy probable que los depósitos grasos tiendan a acumularse en tus muslos y glúteos. Si eres hombre, es muy probable que se acumulen en la zona abdominal y sacrolumbar (vulgarmente conocido como “cinturón de grasa”). ¿Por qué? Genética. Los depósitos de grasa se distribuyen para cada persona de una manera, dependiendo de la genética del individuo.

Aquellas zonas donde se deposita mayor cantidad de grasa, normalmente, son los primeros en empezar a desaparecer y los últimos en desaparecer del todo, aunque también es posible que en dicha zona se tenga una mala circulación colateral, lo cual entorpece la movilización de tejido adiposo.

Si bien es posible que, por genética, una persona pierda más grasa de una zona corporal, realmente todo el cuerpo tiende a perderla en la misma proporción. Existen partes de nuestro cuerpo donde la pérdida de grasa es visiblemente más pronunciada, lo cual no implica que se haya perdido grasa en mayor proporción. Varios ejemplos típicos de este hecho son los dedos, cara y cuello, donde una pérdida de grasa aparenta ser mayor debido a su pequeña circunferencia en comparación con el abdomen, cintura o piernas.

Actualización

Hasta hace no mucho, yo mismo he creído que la perdida de grasa localizada era “fisiológicamente imposible”, pero recientemente han publicado un estudio (que dejare al final del artículo) donde si que se puede dar esta quema de grasa localizada en función de la combinación de entrenamiento que realicemos.

En efecto de un entrenamiento concurrente (De fuerza y resistencia)

  • Grupo 1: Entrenamiento de fuerza de tren superior + bici al 50% de VO2 Max.
  • Grupo 2: Entrenamiento de fuerza de tren inferior + remoergómetro al 50% de VO2 Max.
  • Grupo 3: Entrenamiento de fuerza tren superior
  • Medido con DEXA y pliegues (artículo)

Conclusiones del estudio

Grupo 1 obtuvo una perdida de grasa en los brazos mucho mayor que el grupo 2.

Grupo 2 obtuvo una perdida de grasa mucho mayor en las piernas que el grupo 1.

Grupo 3 obtuvo una perdida de grasa mayor en el tronco que el grupo 1 y 2.

Perdida de grasa total en todos los grupos fue la misma.

Con este estudio vemos que la idea de la perdida de grasa regional puede cambiar.

UN POCO DE HISTORIA

No pretendo entrar demasiado en detalle pero si nos basamos en la evolución del hombre como especie, mucho ha cambiado nuestro estilo de vida con respecto a nuestros primeros antepasados.

En el Paleolítico, cuando vivíamos en cuevas, la idea de acumular grasa en el cuerpo, no resultaba molesto como sucede ahora, de hecho de no haber tenido dicha capacidad de almacenar grasa, probablemente hoy no existiríamos.

En nuestros inicios como especie, la grasa cumplía 2 funciones:

  • Reservorio de energía en caso de falta de alimento
  • Preservación de calor corporal

(Obviamente cumple muchas más funciones que estas, artículo)

A día de hoy, estas funciones que en su momento eran vitales para la supervivencia de la especie, han pasado a un segundo plano (sin olvidar el resto de funciones que cumple la grasa en nuestro organismo).

El apartado del frío lo tenemos cubierto con la ropa y la necesidad de acumular grasa es innecesaria ya que tenemos fácil acceso a comida.

NUESTRO CUERPO NO SE HA ENTERADO

Está claro que nuestra forma de vida en sociedad, ha cambiado mucho en relativamente poco tiempo si lo compramos con toda la evolución humana, para nuestro cuerpo, este cambio ha sido mucho más lento y progresivo. Desde luego hubo cambios y adaptaciones, pero en esencia seguimos siendo muy parecidos en cuando a lo básico.

Sencillamente nuestro cuerpo acumula grasa en base a los mismos principios que lo hacía en sus origines, por lo que la capacidad de acumular grasa es algo natural para nuestro cuerpo

Detalles:

La capacidad de amanecer más o menos grasa se ve afectada por múltiples factores, como la cantidad de masa muscular, nivel de testosterona entre otros.

LA REALIDAD ACTUAL

Todo ha cambiado, sí, es cierto que tenemos fácil acceso de alimentos, mejores casas, y en definitiva más comodidades, pero esto puede repercutir negativamente si lo utilizamos mal.

Nuestro cuerpo está diseñado para moverse y para comer alimentos sin procesar (o lo menos procesado posible) sin embargo cada día nos movemos menos, y comemos peor, sumándole los altos niveles de estrés mantenidos por nuestro frenético estilo de vida.

MALAS ELECCIONES

Hoy día acumular grasa se da por un conjunto de malas elecciones, no necesariamente de comer mucho como algunos piensan.

Falta de movimiento: Lo cierto es que la mayor parte de la población se mueve poco, lo justo para ir al trabajo y en muchos casos acabar sentado en una silla (Sin olvidar a los que tienen otras obligaciones de hijos, parientes etc.)

Ir al gimnasio 1 hora 3 veces por semana es mejor que nada, pero insuficiente en la mayoría de casos.

Mala alimentación: Vivimos un momento en la historia en la que tenemos una enorme variedad de alimentos (buenos, no tan buenos, y malos) y sin embargo sufrimos una epidemia de obesidad

No sirve de nada comer poco, si tu alimentación es ultra procesada (basura)

Altos niveles de estrés: seguramente ya sabréis que  el estrés hace que nuestro cuerpo segregue cortisol (hormona catabólica) que en su justa medida es necesaria, pero muy dañina si el estrés es mantenido.

Difícilmente podrás cuidar de tu salud con un nivel de estrés alto, añadiéndole una falta de actividad física y mala alimentación.

RESUMIENDO

  • Busca el tiempo para moverte más, no hay excusa para la mayor parte de la población, no inventes excusas para hacer el vago, no es falta de tiempo sino cuestión de prioridades
  • Aprende a comer mejor, dedica un poco de tiempo a preparar tu comida y deja el Facebook y el ordenador (salvo para leer este blog 😛 )
  • Recuerda que el ejercicio y la comida saludable ayudan a controlar el estrés y a sentirte mejor.
  • No gastes tu dinero en productos milagro, Haz ejercicio, come mejor y descansa.

ENLACES DE INTERÉS

Palumbo, Di. (Junio de 2017). minervamedica. Obtenido de http://www.minervamedica.it

 

Origen: 10 razones por las que no pierdes grasa – Fitness Revolucionario