Actualmente las mujeres tienen los mismos derechos legales que los hombres en los países desarrollados, pero lo que se espera de cada sexo en cuanto al aspecto físico es muy diferente.

En el caso del hombre, se espera fuerza, dedicación, entrenamientos espartanos y esfuerzo. A la mujer se la bombardea con ideales de belleza absurdos, extremadamente delgados, recomendaciones de comer poco y actividad física de baja intensidad, están a la orden del día.

Lo que pretendo mostrar, va más allá del aspecto físico.

  • Sentirte sexy
  • Estar saludable
  • Ser fuerte
  • Ser feliz

SENTIRTE SEXY

Debes esforzarte por ser la mejor versión de ti misma, y esto incluye el físico. Sentirte Sexy y serlo, es bueno y es absurdo pensar que tu físico debe ser igual al de una portada de revista. Una mujer inteligente no debería buscar un patrón de belleza predefinido, tiene el suyo propio.

Si tus caderas son anchas,(tipos de cuerpo en la mujer) no podrás cambiarlo, pero perder grasa y ganar musculo ayudara enormemente a mejorar tu figura global.

Esto ya es algo personal, pero una modelo de pasarela, no es necesariamente una mujer sexy. La mayoría tienen un % de grasa muy bajo y también escaso músculo. Resultado, problemas metabólicos.

Por otro lado se sexy es mucho más que tu talla de pantalón, es personalidad y autoconfianza en TI misma.

ESTAR SALUDABLE

Son muchas las mujeres que sacrifican/ dañan su salud en busca de un ideal de belleza artificial. Dietas hipocalóricas (bajas en calorías) y altas en productos “light” procesados y además, pasan largas horas realizando ejercicio cardiovascular y evitan el entrenamiento con pesas a toda costa.

Como resultado obtenemos una descompensación hormonal importante, resistencia a la insulina, problemas menstruales, bajos niveles de energía, fatiga crónica etc…

Para estar saludable, el primer paso es mejorar tu cuerpo, regulando tus hormonas y metabolismo. Al contrario de lo que muchas piensan, no se trata de comer poco y entrenar más tiempo sino comer mejor y entrenar inteligentemente (más no es mejor, mejor es mejor).

Dejar de comer simplemente para perder peso y hacer mucho “cardio” es un error garrafal y la receta perfecta para el desastre. Debemos anteponer la salud y el desempeño antes que la imagen. Si tu cuerpo esta saludable y fuerte, tu imagen será buena (Recuerda: La forma sigue a la función).

Algo que quizá no sabías es que tienes suficiente músculo y un sistema reproductivo/hormonal en buen estado, tu metabolismo es más elevado y aquí va una de las cosas que más suelen gustar. Podrás comer más y tendrás mayor energía para poder entrenar. Disfrutar de la comida y de tu vida que al final para eso estamos aquí.

SER FUERTE

Hoy día la mujer promedio, no está interesada en ganar músculo y por eso la mayoría rehúyen de las pesas y los entrenamientos de fuerza (principalmente por miedo) pero esto es un error.

(Que buscan las chicas en el gimnasio).

La mayoría de los hombres que entrenan con pesas de un modo bien programado, saben muy bien lo mucho que cuesta ganar cada kilo de musculo magro. En el caso de la mujer lo tiene todavía más complicado (únicamente por cuestión hormonal) por lo que no deja de ser un motivo más para buscar ser más fuerte.

Tener más musculo no solo se hace más atractivo visualmente sino que también fortaleces la estructura que lo soporta (principalmente los huesos). Entrenar la fuerza es un buen método para prevenir la osteoporosis.

Con los años, la mujer promedio pierde un 5% de musculatura cada década a partir de los 30. Perder musculo supone un metabolismo más lento, y también al aumento de tejido adiposo (grasa corporal).

Ser débil, deterioraría tu estructura corporal y se verá afectado tu equilibrio y estabilidad.

Evita ser como todas las demás y se diferente, entrena la fuerza.

Una mujer moderna, no utiliza la báscula como indicador principal de progreso, sino la fuerza. Está claro que si hoy levantas más peso que ayer, estas progresando. El peso que cargas en la barra es más importante que el de la báscula.

Cuando hablo de fuerza, no solo me refiero a la fuerza física, sino a la autoconfianza y estado emocional. Ser fuerte no solo es levantar más peso, sino no sucumbir a la presión social por usar tal o cual producto/marca, o que no te dejes llevar por los estereotipos que la industria estipula. Ser fuerte supone priorizar tu salud y tu cuerpo, tener confianza en tus capacidades y en perseguir tus objetivos.

Nadie recuerda a las mujeres convencionales, solo a las que se salen de la norma y se rigen por lo que de verdad creen.

SER FELIZ

La felicidad, un estado emocional que cada vez parece más difícil de lograr, especialmente por parte de la mujer.

Sin duda, la liberación de la mujer en el mundo laboral ha sido algo positivo para la sociedad, pero los últimos estudios muestran que el grado de felicidad y satisfacción de la mujer es cada vez menor.

Los motivos pueden ser múltiples: mayor presión social por encajar, excesiva preocupación por el que dirán y por su imagen, auto exigencia en el trabajo y en casa etc.

Las respuesta correcta, la desconozco pero probablemente sean varias las razones.

Atendiendo a dos puntos importantes:

Niveles de estrés: los niveles de estrés que soporta hoy día la mujer, son muchos mayores que hace 5 décadas por los motivos previamente explicados. Fisiológicamente, las hormonas femeninas son más susceptibles al estrés tanto físico como emocional.

Auto concepto: pensamientos y comentarios negativos sobre tu cuerpo, no aportan nada positivo más que insatisfacción, pérdida de confianza e incluso obsesiones y trastornos (anorexia, bulimia…).

El primer paso es observar lo que te dices a ti misma, importa y mucho. No puedes tener una vida positiva si tu mente es negativa.

  • Dedicación no obsesión.
  • Esfuerzo no sufrimiento.

Se flexible con tu cuerpo, esfuérzate, pero disfruta, persigue tus objetivos. Tu objetivo es ser feliz, no ser perfecta.

Querer lograr el mejor cuerpo posible que puedas no es lo único importante, pero disfrutar del proceso de cambio te ayudara a lograr todo lo anterior nombrado.

Aliméntate lo suficiente, mueve el culo, con el sentado en el sofá no va a cambiar a mejor, descansa lo necesario (ayuda a combatir el estrés, depresiones y ansiedad)

Por último un framento de Pablo Zumaquero dedicado a las AMAS DE CASA. (Recomendado)

EL AMA DE CASA

(Hablo en femenino porque es lo más común que me encuentro, pero esto va para los amos de casa también)

Os admiro.

Es tremendo cómo os echáis el equipo a la espalda para sacar una casa adelante. Niños, compra, lavadoras, planchas, deberes, cuentas,… Es una trabajo de chinos y lo hacéis de puta madre.

Pero meter tantas cosas en esa mochila imaginaria que lleváis colgada también tiene muchas cosas malas. Dais el 150% por los demás y os dejáis tanto la piel en vuestra familia que eso afecta a vuestra salud, por ejemplo:

“No puedo hacer ABSOLUTAMENTE NADA DE DEPORTE porque tengo que hacerle el desayuno al niño, llevarlo al cole, hacer las camas, limpiar, fregar, planchar, recogerlo del cole, pelearme con él para que coma, recoger la cocina, fregar, llevarlo al tenis, recogerlo del tenis, hacerle la merienda, ayudarlo con los deberes, hacerle la cena, recoger la cocina, fregar y dormirlo”

Hostia puta! Si eres madre soltera o tu pareja es tetrapléjica puedo entender esto, pero si no es así hay que hablar seriamente con esta pareja y ponerle las pilas para que ayude. Rectifico: no es ayudar, es que tiene exactamente la misma responsabilidad uno que otro.

Por cierto, una cosa es tener hijos y otra es tener un parásito, creo que cuando se es padre no se debería perder la individualidad, pero es sólo una opinión de uno que no es padre.