En este artículo, quisiera dar un enfoque global en respuesta algunas de las muchas preguntas que surgen a una mujer en el mundo del fitness.

Quizá algunas de las preguntas más comunes son:

  • ¿Cómo quito estos kilos de más sin dañar mi salud?
  • ¿Qué debo hacer para tonificar el cuerpo?

Con tan solo estas dos preguntas, se podría escribir una guía bastante densa de métodos efectivos para reducir grasa y tonificar. Algunos profesionales, podrán dar soluciones opuestas a otros con respecto a que método seguir, y ambos estar acertados obteniendo buenos resultados.

Ahora la pregunta es, ¿Cuál es el más efectivo para mí?

Abordare el apartado de la nutrición/dieta, ya que quizás es más asequible para la gente sedentaria.

Para empezar quiero detallar perder mucho peso en poco tiempo NO es saludable por varios motivos:

Desde el punto de vista estético, la piel no dispone de tiempo suficiente de adaptarse al nuevo peso, y quedan pliegues de piel muy feos que en muchos casos es necesario cirugía.

-Desde el punto de vista metabólico, cuando perdemos peso, dicha perdida no es únicamente grasa, también existe una pérdida de masa muscular, especialmente si no se acompaña de cierta ejercicio físico.

Quisiera hacer un alto en este punto hablar sobre el metabolismo basal, no daré una definición muy detallada, pero si lo necesario para entenderlo.

El metabolismo basal es el gasto calórico que nuestro cuerpo consume en estado de reposo, por ejemplo, sentados, tumbados en el sofá, o dormidos.

Entonces puede que os preguntéis, ¿Cómo aumento mi metabolismo basal?

Existen varios factores que posibilitan un aumento del metabolismo basal, pero nos centraremos por el momento en el primero de ellos.

  1. Mayor masa muscular
  2. Mayor superficie corporal total
  3. Género masculino (Los varones casi siempre tienen mayor masa corporal magra que las mujeres)
  4. Temperatura corporal, (fiebre o condiciones ambientales frías)
  5. Hormonas tiroideas (un regulador clave del metabolismo basal las concentraciones altas aumentan la BMR)
  6. Aspectos de la actividad del sistema nervioso (liberación de hormonas de estrés)
  7. Etapas de crecimiento en el ciclo vital
  8. Consumo de cafeína o tabaco (no se recomienda el uso de tabaco para controlar el peso corporal ya que aumenta demasiado los riesgos a la salud.

Hemos quedado, en que a un mayor aumento de masa muscular, aumenta nuestro metabolismo basal, esto es debido a que por cada kilo de musculo que tengamos, necesitaremos entre 30 y 50 calorías adicionales para mantenerlo, estos valores no son exactos y pueden variar según las fuentes de consulta, pero la idea es que se entienda el concepto general.

Por tanto a más kilos de musculo, más gasto calórico en reposo y más aun realizando una actividad física.

Ahora le tocó el turno al tejido adiposo, o si lo preferís llamar grasa, ese Michelin que tan poco nos gusta o ese exceso en caderas y muslos o en definitiva en cualquier parte del cuerpo.

Esta grasa, se supone que el cuerpo lo almacena a modo de reserva energética, pues es la forma más eficiente y duradera de almacenar energía en el cuerpo.

¿Por qué se nos acumula en el cuerpo si no necesitamos dicha reserva?

Sin entrar en detalles de historia de la humanidad en sus orígenes, el hombre no tenía a su disposición la cantidad tan enorme de alimentos que disponemos hoy en día en el mundo occidental, pero sin embargo para poder alimentarse necesitaban realizar grandes esfuerzos, bien fuera en la caza, pesca o búsqueda y recolección de frutos. Como no siempre disponían de comida, el organismo. El día que podían alimentarse, lo hacían tanto como podían, pues no tenían claro cuando volvería a ser la próxima vez que se alimentasen.

El organismo, es capaz de absorber y aprovechar una cantidad de nutrientes limitada, todo lo que exceda dicha cantidad, se acumula en forma de grasa, como ya he mencionado anteriormente, la grasa es el sistema más eficiente de almacenamiento de energía. Por aquel entonces, este sistema de almacenamiento, SI era necesario, pero hoy en día, no lo necesitamos para nada, pues disponemos de alimento prácticamente en cualquier momento.

Hoy en día lo que sucede es que todo el mundo que tiene un sobrepeso se debe entre otros factores a un balance positivo de consumo / gasto o lo que es lo mismo, comer más de lo necesario para mantener el peso.

¿Cuál es la solución?               

Sencillamente, conseguir un equilibrio entre ambos valores siempre que deseemos conservar el peso.

Si quisiéramos reducir el peso o aumentarlo, podemos hacerlo de varias maneras.

Bajar peso:

  • Reducir el consumo y conservar el gasto.
  • Conservar el consumo y aumentar el gasto.
  • Reducir el consumo y aumentar el gasto.

Aumentar el peso:

  • Aumentar el consumo y conservar el gasto.
  • Conservar el consumo y reducir el gasto (con matices).
  • Aumentar el consumo y reducir el gasto.

Bueno hasta aquí la primer parte del artículo, si os ha gustado y queréis saber más, dedito arriba, compartid y me animareis a seguir escribiendo.

En las próximas dos partes, entraremos en detalles y aclararemos algunos de los conceptos aquí expuestos